favicon
  • Ene 11, 2023
  • 6 minutes

Los boicots electorales contra Ortega


Elthon Rivera Cruz

La acci√≥n noviolenta permite la posibilidad de enfrentar los diferentes contextos desfavorables que pueden ocurrir en la sociedad, sin tener que recurrir a la violencia. Se requiere de factores muy importantes para su implementaci√≥n, como la seguridad y la eficacia que son componentes a destacar. Hay cientos de m√©todos c√≠vicos que pueden ser aplicados tanto en conflictos sociales como pol√≠ticos. En este √ļltimo, justamente, se enfocar√° este art√≠culo: los procesos electorales en Nicaragua entre los a√Īos 2016 y 2022.

Desde el 2007, en este pa√≠s centroamericano gobierna la actual dictadura del Frente Sandinista de Liberaci√≥n Nacional (FSLN) con Daniel Ortega Saavedra. Pese a haber llegado de forma democr√°tica al poder, despu√©s de haber estado 16 a√Īos como oposici√≥n, el FSLN evolucion√≥ r√°pidamente a una dictadura cuya coronaci√≥n se hizo m√°s evidente en el 2018 cuando todo su poder represivo fue lanzado contra la poblaci√≥n civil que se encontraba en protesta social, c√≠vica y pac√≠fica. Este hecho dej√≥ como resultado m√°s de 350 personas asesinadas, cientos de prisioneros pol√≠ticos y miles de exiliados y, a su vez, cientos de estudiantes expulsados de las universidades por sus opiniones pol√≠ticas contra el gobierno ‚ÄĒdatos que registra la Comisi√≥n Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Para la oposici√≥n nicarag√ľense, en el sentido amplio de la palabra, ha sido todo un reto enfrentar a esta dictadura que no duda en utilizar toda su fuerza represiva contra quienes le adversan. Ejemplo de esto son los siete precandidatos presidenciales que al d√≠a de hoy se encuentran en prisi√≥n tras haber sido detenidos por anunciar sus aspiraciones electorales contra el FSLN. Sin embargo, los esfuerzos de la oposici√≥n han sido constantes y fundamentalmente c√≠vicos, sin violencia. Pero, ¬Ņc√≥mo se han aplicado estas acciones noviolentas en el contexto electoral? En el a√Īo 2016, por ejemplo, se inici√≥ la campa√Īa conocida como ‚ÄúYo no boto mi voto‚ÄĚ en la cual se llamaba a las personas a no participar en el proceso electoral, pues este ya estaba arreglado para favorecer al FSLN que contaba con el respaldo de las fuerzas armadas. Ortega solamente necesitaba que el proceso se llevara a cabo para cumplir con el requisito. En ese a√Īo el r√©gimen no permiti√≥ la observaci√≥n internacional, tratando de evadir las cr√≠ticas por los irregulares comicios donde, adem√°s, participaba su esposa Rosario Murillo como candidata a la Vicepresidencia de la Rep√ļblica.

La campa√Īa de boicot electoral por el llamado al abstencionismo fue respaldada por los partidos pol√≠ticos de oposici√≥n y por las agrupaciones pol√≠ticas y sociales, como por ejemplo el Grupo de los 27, integrado por intelectuales, pol√≠ticos y acad√©micos, quienes manifestaron que ¬ęno hay por qui√©n votar¬Ľ y llamaron a una ¬ęresistencia pac√≠fica expresada en la abstenci√≥n¬Ľ.

‚ÄúYo no boto mi voto‚ÄĚ fue difundida por las redes sociales digitales, siendo compartida por personas reconocidas en la pol√≠tica nacional contra Daniel Ortega, incluyendo personas de ideolog√≠a izquierdista ‚ÄĒcon la que se identifica el FSLN. A las campa√Īas de redes sociales se sumaron, adem√°s, producciones informativas mediante videos para explicar a la poblaci√≥n las razones por las cuales se promov√≠a la abstenci√≥n.

Con la misma consigna tambi√©n se realizaron actividades de movilizaci√≥n, como marchas en diferentes ciudades con pancartas que apoyaban el abstencionismo electoral: ‚ÄúNo a la farsa electoral‚ÄĚ, ‚ÄúYo no boto mi voto‚ÄĚ, ‚ÄúNo hay por qui√©n votar‚ÄĚ, ‚ÄúOrtega vendepatria‚ÄĚ. Al t√©rmino de estas manifestaciones, y posterior al proceso electoral, las organizaciones opositoras calcularon un √©xito de abstenci√≥n de casi un 60%. Sin embargo, el FSLN asegur√≥ que solo fue un 34%, instaur√°ndose el gobierno por un periodo m√°s. Cabe destacar que la manipulaci√≥n de los resultados electorales se ha sostenido gracias al control que la misma dictadura ejerce sobre el Consejo Supremo Electoral.

Si bien es cierto que el r√©gimen sandinista se sostuvo en el poder pol√≠tico, la credibilidad en su gobierno disminuy√≥ a√ļn m√°s. La oposici√≥n pol√≠tica y social nicarag√ľense aument√≥ en el periodo siguiente. Tras el evidente fraude del 2016 y los progresivos avances de un modelo autoritario de gobierno, la poblaci√≥n nicarag√ľense no tard√≥ mucho en salir a las calles c√≠vicamente a protestar, como sucedi√≥ en el a√Īo 2018. Estas protestas desencadenaron la crisis sociopol√≠tica que se mantiene hasta hoy, donde Ortega y su partido han sido identificados internacionalmente como una dictadura acusada de cr√≠menes de lesa humanidad.

En medio de un contexto violento e inestable a nivel nacional llegaron las nuevas contiendas electorales presidenciales del 2021. La oposici√≥n nicarag√ľense demandaba elecciones c√≠vicas y transparentes mientras se organizaban para enfrentar al r√©gimen sandinista a nivel electoral. Pero, aun cuando la oposici√≥n presentaba dificultades para lograr la unidad, Daniel Ortega ve√≠a su ca√≠da c√≠vicamente si permit√≠a un proceso electoral dentro de los par√°metros democr√°ticos. Fue as√≠ que el r√©gimen empez√≥ a dificultar el proceso de las elecciones, impidiendo la observaci√≥n internacional, cancelando la legalidad de varios partidos pol√≠ticos de la oposici√≥n y, finalmente, encarcelando a actores pol√≠ticos que pretendieron competir en su contra.

Nuevamente, la resistencia c√≠vica se debi√≥ enfocar en el proceso electoral y, entre varias estrategias y acciones, una que tom√≥ fuerza fue el nuevo llamado al abstencionismo electoral con campa√Īas de boicots como ‚ÄúQu√©date en casa‚ÄĚ, que inst√≥ a las personas a no salir a las calles ni a votar el d√≠a de las elecciones como una forma de demostrar el rechazo al fraude electoral que impuso la dictadura Ortega-Murillo. Parte del √©xito de esta campa√Īa radic√≥ en la estrategia de participaci√≥n en el proceso previo de verificaci√≥n electoral para demostrar que hab√≠a un padr√≥n electoral activo: 2.8 millones de nicarag√ľenses se verificaron para asegurar que ten√≠an habilitado el derecho al voto. Sin embargo, al momento de las elecciones, el abstencionismo fue de 81%, el mayor en la historia del pa√≠s. Este mismo boicot se repiti√≥ en las elecciones municipales de noviembre de 2022.

La dictadura de Nicaragua ha logrado mantenerse en el gobierno, pero las campa√Īas noviolentas de la oposici√≥n la debilitan cada vez m√°s. Estos procesos electorales han expuesto los fraudes de Ortega ante la comunidad internacional, hoy es ampliamente reconocido como un dictador, tiene varias denuncias ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, hay m√ļltiples sanciones por pa√≠ses europeos y norteamericanos, existen procesos de investigaci√≥n criminal en Argentina y se encuentra en desacato ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Los boicots son muy utilizados en las acciones de resistencia civil noviolenta, y sus resultados deben ser interpretados en cada contexto seg√ļn sus objetivos. En el caso de las elecciones en Nicaragua, estos boicots buscaban demostrar la farsa electoral y desacreditar los resultados de la misma. No buscaban la remoci√≥n inmediata de la dictadura, pues este es un proceso m√°s complejo que requiere la implementaci√≥n de m√°s actividades y m√°s tiempo. Sin embargo, al desarrollar estas acciones se va debilitando el poder del r√©gimen al demostrar su baja aceptaci√≥n y el alto nivel de corrupci√≥n, y permitiendo a su vez, una mayor articulaci√≥n de la ciudadan√≠a e incrementando la conciencia respecto a la importancia del voto y de la participaci√≥n consciente, responsable y activa en los procesos electorales. Esto en su conjunto se puede considerar como una forma de √©xito en las campa√Īas


Activista por los derechos humanos, la libertad académica, la acción noviolenta y construcción de paz. Presidente y fundador de la Iniciativa Puentes por los Estudiantes de Nicaragua (Ipen).

Publicado: 11 de enero del 2023

accionnoviolenta # accionnoviolenta # accionnoviolenta # accionnoviolenta # accionnoviolenta # accionnoviolenta # accionnoviolenta #

Patner Logo