• mail_outlinecambioclimatico@flacso.edu.ec
  • headset_mic(593)2-2946-800

Comentario a la publicación.

Publicado por el 16/01/2018. Categoría: Sin categoría

La nueva publicación de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL, “La economía del cambio climático en América Latina y el Caribe. Una visión gráfica” lanzada a finales del 2017, recoge 9 tesis y 7 desafíos sobre el cambio climático en la región, y constituye un valioso aporte a la reflexión y al debate sobre la influencia que tienen los patrones actuales de desarrollo de la región al fenómeno global del cambio climático.

Este aporte es especialmente oportuno en una contexto en donde los fenómenos climáticos que se presentan en la región son cada vez más drásticos, prolongados e impredecibles, y en su mayoría no llegan solos, sino que vienen acompañados de otros fenómenos que atentan contra la vida digna de la población, como: i) la migración ambiental generada por la búsqueda de entornos menos hostiles para el desarrollo de la vida; ii) aumento de riesgos a la salud, pues las temperaturas drásticas y los cambios repentinos profundizan la propagación de de enfermedades infectocontagiosas pulmonares o de transmisión por mosquito, especialmente afectando a niñas y niños en condición de vulnerabilidad socio económica, iii) incremento de las necesidades de inversión (pública y privada) en mecanismos de adaptación y mitigación al cambio climático, que requiere de planes cada vez más ambiciosos para llegar a toda la población, afectada directa o indirectamente por el fenómeno, por la necesidad de atender los efectos pero también prevenirlos a la brevedad posible; y otros.

Los fenómenos climáticos y sus efectos impactan en menor o mayor medida a toda la población, pero como ya es común en nuestra región, la inequidad y la injustica social hace que la población más vulnerable (sea por causas sociales, económicas o políticas) tenga menor capacidad de respuesta y soporte al cambio climático, sufran las afectaciones más drásticas, inviertan mayor proporción en sus ingresos para sobrevivir y tengan la menor capacidad de incidencia y solución sobre el problema. Este hecho despierta una llamado urgente a la participación activa de todos los actores de la sociedad, y en todas las fases del ciclo de lucha contra el cambio climático, que incluye la socialización, la concientización, la acción solidaria, y el cambio en los patrones de producción y consumo como componentes de la mitigación y adaptación.

Tal como lo señala esta publicación, las agendas globales, sectoriales y no sectoriales como la Nueva Agenda Urbana, Acuerdo de Paris y la Agenda 2030 ya recogen compromisos que van en la línea de combatir los efectos climáticos, ahora queda a los actores públicos, privados, academia, sociedad civil, ONGs, y otros, asumir estos retos y enfrentarlos decididamente desde la responsabilidad no solo ser parte de la solución, sino de dejar de ser parte del problema.

DESCARGA EL DOCUMENTO AQUI